Breve caracterización de las comunidades seleccionadas como casos de estudio

Subcomunidad Lacandona de Nahá

La comunidad de Nahá se ubica en el municipio de Ocosingo. Cuenta con una superficie de 3,847.41 hectáreas y una población de 198 personas. Colinda con ejidos tzeltales, al norte con Lacandón, al Sur con Villa las Rosas, al este con El Jardín y al oeste con Zaragoza . El tipo de clima es cálido subhúmedo con lluvias en verano, la precipitación anual de 1,862 milímetros y el periodo de alta humedad corresponde a los meses de mayo a diciembre, mientras la sequía de enero a abril. La vegetación es diversa y se ha clasificado como bosque tropical perennifolio, bosque mesófilo de montaña, bosque de coníferas y vegetación secundaria. Las actividades productivas más importantes de la población son la agricultura y pesca de autoconsumo, la colecta de frutas y plantas silvestres, la cacería, así como elaboración y venta de artesanías y el ecoturismo. Además de los subsidios gubernamentales para el campo, el desarrollo social y el pago por servicios ambientales. La organización comunitaria de Nahá es regida mediante la asamblea como la máxima autoridad comunitaria. El tipo de propiedad de la tierra es comunal, entre el resto de las comunidades que conforman la comunidad Lacandona (Metzabok, Lacanjá Chansayab, Nueva Palestina y Frontera Corozal). Después de 1972 gran parte de la Comunidad Zona Lacandona se declararon como Áreas naturales protegidas federales. Como consecuencia, los pobladores de Nahá fueron adaptando su estilo de vida a las nuevas normas y reglas ambientales derivadas de las áreas protegidas. A partir de esta acción, las relaciones con el gobierno e instituciones no gubernamentales se intensificaron y cada vez más los lacandones participan en programas y acciones de conservación. En 1998, a solicitud de la propia comunidad, Nahá fue decretada como Área de Protección de Flora y Fauna y se inició la promoción del turismo. En 2010 fue decretada Reserva de la Biósfera por la UNESCO.

Ejido el Pirú

Ubicado en el municipio de Marqués de Comillas, el ejido el Pirú fue fundado en el año de 1980, por personas procedentes de diferentes partes del Estado de Chiapas y otros estados de la República como Guerrero y Oaxaca, entre otros. Tiene una superficie de 4,988.3 ha., con una población total de 178 habitantes, el 32% de la población es indígena de origen tseltal (Carabias, de la Maza, & Cadena, 2015). Colinda al sur con la República de Guatemala, al este con el ejido Santa Rita, al oeste con el ejido Flor del Marqués y al norte con el ejido de Galacia. El sistema de organización comunitaria está basado en la asamblea como la máxima autoridad. La principal actividad productiva de este ejido es la ganadería, generalmente para autoconsumo. Del total de tierras del ejido el 64% aún conserva selvas altas y medianas; un 21% corresponde a pastizales ganaderos; un 11% está cubierto por acahuales y un 4.5% por áreas dedicadas a la agricultura. Una superficie de 2,270 hectáreas está inscrito en el Programa de Pago por Servicios Ambientales de la Comisión Nacional Forestal (Carabias et al., 2012). Al respecto, Cameron (2015) menciona que la inserción de las comunidades al programa de pago por servicios ambientales en el Municipio de Marqués de Comillas ha contribuido a la disminución de las tasas de deforestación en el municipio.

Ejido Galacia

Galacia se encuentra en la zona ribereña del Río Lacantún, en el municipio de Marqués de Comillas. Colinda al oeste con la reserva de la Biósfera Montes Azules (separada por el río), al norte con el ejido Adolfo López Mateos, al este por los ejidos Belisario Domínguez y Santa Rita La Frontera, al sur por Playón de la Gloria, Flor de Marqués y El Pirú. El ejido fue fundado en 1975 por personas provenientes de Chiapas y otros estados, la población total es de 152 personas. Las principales actividades productivas son la agricultura, ganadería y plantaciones de palma africana. De las 2, 665 hectáreas que posee este ejido, 1,700 ha son de selva y de éstas el 78% se encuentran registradas en el programa de Pago por servicios ambientales. 

 

Autores (Compiladores): Jerónimo Saragos y Ana Garay

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *